# DISPUTA ENTRE JUNTOS Y CAMBIEMOS

Pesatti y Wisky se cruzan por el Fondo del Conurbano

El Vicegobernador había criticado en duros términos la intención de Nación de restituir el fondo, que para Río Negro implicaría un serio perjuicio. Wisky defiende.

11/07/2017
Río Negro

Pesatti y Wisky (foto www.ambitofinanciero.com)

 

El propósito del Gobierno Nacional por restituir el Fondo del Conurbano Bonaerense fue el disparador de la primera disputa pública entre Cambiemos y Juntos Somos Río Negro, en el marco de la campaña electoral, de cara a las elecciones legislativas. Si bien el Vicegobernador, Pedro Pesatti, ya había tomado distancia discursiva del Gobierno de Macri, los reproches de Sergio Wisky lo diferenciaron definitivamente del constante intento de Weretilenck por mantener relaciones carnales con el Gobierno Nacional.  

Pesatti criticó la pretensión del Presidente Macri, y de la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, porque "desfinanciaría a las provincias", consignó oportunamente. 

Wisky, por su parte, defendió la medida impulsada por Macri y Vidal sin aludir a ella, y se limitó a despotricar contra la figura del mandatario provincial y el Gobierno de Weretilneck.  

La medida judicial implicaría para Río Negro un perjuicio de casi 2 mil millones de pesos anuales, y afectaría a todas las provincias.   

El gobierno bonaerense hizo la presentación judicial en agosto del año pasado y la demanda contra Estado Nacional, podría alcanzar los 300 mil millones de pesos. 

Cuando promediaba el mes de junio pasado, la Corte Suprema de Justicia citó a todas las provincias del país para que comparecieran y tomaran intervención en defensa de sus derechos, en la demanda que, puntualmente, Buenos Aires promovió contra el Estado Nacional por el “congelamiento del Fondo del Conurbano".

A través del Fondo del Conurbano, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, y la Gobernadora de la Provincia de Buenos, María Eugenia Vidal, buscan el ingreso en las alicaídas arcas bonaerenses de unos 300 mil millones de pesos que saldrán del resto de las provincias, debido a que el Fondo está compuesto por el 10 por ciento del impuesto a las ganancias. Macri y Vidal, en efecto, quieren que se restituya la totalidad del fondo, actualizando los valores, y con un retroactivo a cinco años. 

En Río Negro, comenzaron los cuestionamientos a la medida, el asunto se politizó y se motorizó el primer entredicho público entre Juntos Somos Río Negro y Cambiemos. 

Pesatti consideró que el fondo “desfinanciaría a los estados provinciales mucho más de lo que ya ha venido sucediendo desde que asumió Macri". 

Y, coherente con su habitual defensa del federalismo (fiscal en este caso), profundizó: “Si hay fondo del conurbano -tal como pretenden tenerlo- será a costo de un tremendo ajuste que le harán pagar a las provincias y nosotros no lo podemos admitir”, señaló el Vicegobernador. 

Entretanto, el diputado nacional, Sergio Wisky, defendió la postura de Cambiemos sin aludir al perjuicio que provocaría para las provincias el Fondo del Conurbano, y prefirió desacreditar la figura del dirigente de Juntos Somos Río Negro. “El vicegobernador Pesatti está cada vez más parecido a Alicia Kirchner, porque según él la culpa de todo la tienen los demás”, señaló Wisky, y agregó: “Pesatti se preocupa porque dice que perdería fondos, pero no dice nada de lo que está recibiendo Río Negro, ni de lo que se está haciendo el distraído y no paga, ni de lo que está pidiendo”, afirmó.

Wisky señaló que “en términos absolutos, este año Río Negro va a recibir 17 mil millones de pesos, siendo la provincia patagónica que más recibe por coparticipación”, puntualizó y recordó que “en 2015 las transferencias federales eran el 54 por ciento de los ingresos de Río Negro, mientras que en 2016 fueron el 59, lo que muestra una clara mejora”, entendió.

El parlamentario nacional, destacó las obras públicas que lleva adelante el Gobierno de Macri en la provincia, y cuestionó a Pesatti por “dejar de lado las ilegalidades en el pago de las guardias de mis colegas hospitalarios”,  y lo acusó de provocar “aprietes contra quienes reclaman justamente”.

Con tono apacible, Pesatti respondió: "Discrepo con el diputado Sergio Wisky cuando hace un esfuerzo innecesario para compararme con la señora gobernadora de Santa Cruz y la situación que vive aquella provincia”.

Y agregó: “Wisky debería decirnos -en virtud de su decisión de confrontar mis opiniones- si está de acuerdo o no con crear un Fondo del Conurbano con dinero de Río Negro y del resto de las provincias argentinas”.

Sobre un mismo eje, Pesatti sostuvo: “Dije que hasta ahora todo ello había sido ruinoso para la provincia porque le quitó casi tres mil millones de pesos en materia de ingresos, situación que hemos paliado emitiendo letras del tesoro para poder cumplir las obligaciones corrientes del estado”.

Conciliador, puntualizó: “En lo personal, tengo un sincero respeto por el diputado Wisky y no creo que el método de pensar la política en términos de perros y gatos ayude a resolver un solo problema”.

En un mismo sentido, expresó que “le duele” que “Sergio (Wisky) se deje llevar por la corriente y aparezca hoy expresando un estilo que lo devalúa política e intelectualmente”.

Lo cierto es que Río Negro no será la única provincia perjudicada con el fondo bonaerense. El resto de los Gobernadores permanecen en alerta, y consideran que los recursos para Buenos Aires deberían provenir de la fracción de la coparticipación que se queda la Nación. 

Mientras tanto, Nación ya definió reafirmar el aumento de la coparticipación federal a la ciudad de Buenos Aires para financiar el traspaso de la policía federal a la ciudad.