Municipio entregó subsidio a ex represor de la dictadura

Se trata del ex carapintada Emilio Morello, quien integró un “grupo de tareas” responsable de la tortura y desaparición de 32 personas.

10/07/2017
Bariloche

Emilio Morello junto a Aldo Rico (foto informe latinoamericano.org)

Cuando promediaba el mes de abril de 2017, el Gobierno Municipal entregó un subsidio de 5 mil pesos al ex carapintada Emilio Morello, quien en junio del mismo año fue detenido por la desaparición de 32 personas, durante la última dictadura cívico-militar-clerical.

Morello vivía en Bariloche, donde su cotidianidad distaba de la de su época como represor. Se desempeñaba como administrador de un instituto de danzas del que es propietario. 

Si bien Morello resguardaba su identidad genocida en Bariloche, la acusación judicial en su contra era de dominio público. Sin embargo, el Municipio se desentendió de esa información pública de fácil acceso, y le otorgó un subsidio no reintegrable de 5 mil pesos.  

A través de un nota, según pudo constatar En estos días, Morello solicitó “ayuda económica” al Municipio, para “solventar gastos inherentes a gráfica y publicidad” de un evento de la mencionada escuela de danzas. 

El pedido pasó por las manos del Intendente, Gustavo Gennuso, el Jefe de Gabinete, Pablo Chamatrópulos, y otros dos funcionarios. Los cuatro definieron conceder el subsidio al ex represor.  

Morello es un capitán retirado del Ejército, y ex diputado nacional por MODIN. Fue la mano derecha de Aldo Rico en el armado de ese partido político. 

El ex militar fue detenido en junio pasado junto a otros ex represores. Todos acusados de la desaparición de 32 miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), cuando los ex militares actuaban agrupados en un “grupo de tareas” en el Regimiento de Infantería Mecanizada 6 de Mercedes, entre junio y julio de 1976.

Entre las víctimas se encuentra la madre de los periodistas Camilo y Bárbara García, y Cristina Cournou y Nicolás Grandi, hermana y cuñado del cantante Víctor Heredia, respectivamente. 

Víctimas (foto informe latinoamericano.org)

Los ex militares fueron señalados como miembros del grupo de tareas por ex conscriptos, que relataron un operativo llevado a cabo el 10 de julio de 1976 en un casa del barrio de San Andrés, partido de San Martín, donde funcionaba una imprenta del ERP.