“Llevamos 20 puntos de ventaja, meteremos dos diputados"

El candidato del Frente Neuquino se mostró convencido de que ganará la elección legislativa. Aclaró que su objetivo “es la gobernación en 2019”, donde el MPN “es nuestro único adversario”. También reafirmó que postulan a Mansilla como concejal en la capital para buscar la intendencia dentro de dos años.

04/07/2017
Neuquén

“Fui bastante generoso cuando dije que estamos polarizando con el MPN” en la elección legislativa de este año, “pero la verdad es que no estamos polarizando” sino que “nosotros llevamos 20 puntos de ventaja” y “creemos que vamos a incluir dos representantes del Frente Neuquino en la Cámara de Diputados de la Nación”, afirmó el diputado del Parlasur Ramón Rioseco.

Como líder del frente y cabeza de lista para ocupar una banca en la Cámara baja del Congreso, el ex intendente de Cutral Co reiteró que “nuestro objetivo claro es la gobernación en 2019”, instancia donde “nuestro único adversario será el MPN”, y aseguró que el espacio político que él encabeza apunta a una “refundación de la provincia de Neuquén, en defensa de la soberanía y los recursos naturales”, y también “en defensa de un Estado más moderno”.

Entrevistado por Va Con Firma, Rioseco sostuvo además que existe “un injusto modelo distributivo por parte de la Nación y de las petroleras”, por lo cual “la ley de hidrocarburos nos saquea y por eso nos lleva el 97% de las riquezas y nos deja el 7%”, según dijo. Agregó que “nosotros vamos a discutir eso”, porque si la producción hidrocarburífera “no es negocio de los neuquinos, no es negocio para ellos tampoco”.

-Días atrás, cuando ustedes desde Frente Neuquino anunciaron la candidatura Mariano Mansilla como concejal de Neuquén capital, dijeron que irían por la intendencia en 2019.

-Sí, nosotros creemos que está en línea con lo que viene planteando el Frente Neuquino. Este frente es una refundación de la provincia de Neuquén, en defensa de la soberanía, en defensa de los recursos naturales, en defensa del desarrollo en defensa de un Estado más moderno, más presente, más inclusivo, y en esa misma línea está la ciudad. La ciudad presenta grandes asimetrías, la construcción de la riqueza versus la concentración de la pobreza, y los desafíos de los funcionarios que quieren representar a la gente es achicar esa asimetría, esa brecha, y buscar una mejor distribución y calidad de vida, distribución de tierras, cuidado del medio ambiente, construcción de servicios y generación de empleo a través de parques industriales. Ese es el gran desafío de la provincia y fundamentalmente de la capital.

-¿Los separó Macri de la actual gestión municipal?

-No hay ninguna duda. Hace 15 meses comenzó una profunda grieta y lamentablemente los porteños siempre nos dividen a nosotros, o nos dividen por izquierda o nos dividen por derecha, y en este caso nos dividen por derecha. El hecho del impuesto a los servicios, el ajuste a la actividad petrolera del 40% en 15 meses, de la precarización laboral en el convenio colectivo, de la falta de infraestructura, de la falta de obra pública. Así que lamentablemente ha generado una división muy grande y esto nos obliga a generar nuestra propia propuesta de una visión progresista e inclusiva, y de una visión de ser funcionarios exitosos en la gestión.

-Usted dijo que su candidatura a diputado nacional y la conformación del Frente Neuquino también están pensadas para el 2019, en la provincia.

-No hay ninguna duda, para nosotros lo que estamos haciendo es coyuntural. No porque no tenga valor ser diputado sino porque es menos práctico para la gente. Porque yo puedo cambiar las tres diputaciones (que se eligen en la provincia) y no le voy a cambiar la vida a la gente. Lo único que le va a cambiar la vida a los neuquinos es que nosotros ganemos la gobernación, que agarremos los Ejecutivos, que comandemos los Ejecutivos. A partir de ahí sí es un camino, sí es una brecha, sí es una proyección ganar el 2017. No hay 2019 sin 2017. Y todos los partidos han puesto lo mejor que tenían para poder competir y disputar el poder real en 2019.

-El gobernador dijo que usted participaba de esta elección obligado porque ellos pusieron una candidata fuerte.

-Las encuestas no dicen lo mismo, no están marcando eso, y nosotros creemos que vamos a incluir dos representantes en la Cámara de Diputados de la Nación. Estamos construyendo una estrategia para que la gente pueda visibilizar un modelo que tenemos pensado para Neuquén. Con una fuerte defensa de los recursos, de la soberanía, de la coparticipación, de las regalías petroleras, del cuidado de no poner en garantía a Vaca Muerta. En defensa de Neuquén vamos a representarlos (en el Congreso), pero entendemos que transitoriamente. Porque nuestro objetivo claro es la gobernación en 2019, no escondemos lo que hacemos ni lo que vamos a hacer. Entendemos que el modelo del MPN está agotado, es un modelo que se ha quedado en el tiempo, que representa el pasado, y además todos sabemos cuál es la consecuencia de este modelo. Una provincia fundida, con falta de servicios, un gobernador que termina siendo el delegado de Macri y que adhiere a todas las políticas neoliberales, que ha generado una profunda grieta en lo que nosotros pensamos que es lo que hay que hacer con la provincia.

-Las construcciones que se dieron en los últimos años en las elecciones no alcanzaron para ganar la provincia. ¿Al Frente Neuquino le va a alcanzar?

-Vamos a intentar sumar otros partidos, sumar neuquinos que tengan claro como opositores al MPN. Para nosotros el único adversario es el MPN, todas las otras expresiones políticas son expresiones de neuquinos y son bienvenidas. Eso lo tenemos claro, siempre lo dijimos. Aplicamos esa lógica en Zapala, aplicamos esa lógica en Neuquén capital, y queremos seguir pensando así, tenemos la obligación de pensar así para ser una fuerza con expectativa en 2019. De todos modos estamos muy bien posicionados para 2019 como grupo, nosotros como grupo independiente. Pero eso no implica tener las puertas cerradas.

-¿El único requisito es ser opositor al MPN?

-Sí. Todo aquel que sea opositor al MPN es bien recibido.

-¿No cree que en 2019 lo nacional pueda dividirlos?

-No, porque la discusión va a ser provincial. La discusión es en otro escenario, porque es en otra fecha (N. de la R.: se refiere a la elección de 2019), por eso la discusión es provincial. Si se hace en fecha simultánea, por supuesto se va a complicar como se complicó ahora.

-¿Cómo está para estas elecciones de diputados nacionales?

-Sí, las encuestas nos ponen en primer lugar, aunque Gutiérrez lo niegue. Y la verdad es que yo fui bastante generoso con el contador Gutiérrez, porque dije que estamos polarizando el Frente Neuquino y el MPN, y la verdad que no estamos polarizando. Nosotros llevamos 20 puntos de ventaja y eso no es polarización. Pero bueno, tratamos de ser generosos. El dice que no pero él sabe lo que yo sé.

-¿Y Cambiemos?

-No, Cambiemos está con una situación muy complicada con su candidato, igual que el PJ, pero bueno, nosotros respetamos. El que gane, el partido que gane, mete dos diputados nacionales.

-¿El que gane ahora debería conducir hacia 2019 en todo este espectro de la oposición?

-Yo entiendo que sí. Se está disputando el 2019 ahora. En forma tácita se está disputando eso, y por otra parte creo que tenemos que discutir qué tipo de provincia queremos, Tenemos que plantear una provincia a 50 años, tenemos que discutir qué valor tienen nuestros recursos naturales, tenemos que rediscutir una ley de Hidrocarburos, porque (la ley actual) nos saquea, nos lleva el 97% de las riquezas y nos deja el 7. Y con el 7% tenemos que hacer lo poco que podemos hacer en la provincia. Atender a los municipios, atender a la provincia, a la justicia, a la Legislatura, todos los problemas de infraestructura, y ese porcentaje no alcanza. Lo que hay acá es un injusto modelo distributivo por parte de la Nación y por parte de las petroleras. Nosotros vamos a discutir eso. Discutir que somos los dueños de los recursos, y si no es negocio de los neuquinos, no es negocio para ellos tampoco.

-Hay dos sectores que quedaron en frentes distintos, pensando parecido. ¿Se puede subsanar hacia adelante?

-Yo creo que sí. El único límite para nosotros a nivel provincial es que tiene que ser opositor al MPN. Sea de derecha, de izquierda, de centro, es bienvenido.

-¿El MPN mete la cola a veces y divide?

-El MPN sistemáticamente trabaja para dividir, para que otros sectores sean funcionales. Es parte de la lógica política, parte de lo que se ha construido durante 50 años en la provincia. Pero ahora creemos que está muy complicado, porque la división que están proponiendo hoy nos está favoreciendo a nosotros.

Entrevista Mauricio Rojas

Fuente: Va con firma