Se perdieron 64 empleos por día en la Patagonia a lo largo de 2016; fueron más de 23 mil los despidos totales

Por Rodolfo Nahuel Peña (Exclusivo/El Extremo Sur).

04/07/2017
Chubut

Las provincias de la Patagonia no consiguieron escapar a la notable pérdida de empleo. En  2016 se produjeron 23.189 despidos, lo representa 64 empleos menos por día. La construcción, la industria y el petróleo fueron los tres sectores más afectados. Los datos fueron difundidos por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Entre el cuatro trimestre de 2015 y el mismo período de 2016, el primer año completo de gestión de Mauricio Macri, se destruyeron más de 23 mil puestos de trabajo entre las cinco provincias patagónicas. Santa Cruz y Tierra del Fuego protagonizaron los peores resultados, lo que aumenta su incidencia cómo producto de sus reducidos niveles poblacionales.

Santa Cruz lidera a las provincias patagónicas en índice de despidos, con 6.493 empleos menos; seguida por Tierra del Fuego con 5.718 despidos.

En Río Negro se perdieron 4.023 puestos de trabajo, mientras que en Chubut fueron despedidos 3.823 trabajadores y en Neuquén los afectados por la pérdida de empleo fueron 3.132.

Los datos dados a conocer por el Sistema Previsional Integrado Argentino (SIPA) del Ministerio de Trabajo de la Nación poseen mucho retraso respecto de las provincias y las diferentes ramas de actividad, debido a que se publican una semestre más tarde; recientemente se dieron a conocer los datos del cuarto trimestre del 2016.

A pesar de las demoras y los amplios plazos que se toma el ministerio que conduce Jorge Triaca, lo cierto es que solamente en un año los despidos treparon a más de 23 mil en las provincias de la Patagonia, que se traducen en 64 cesantías diarias y que reflejan el duro golpe que vienen soportando los trabajadores que perdieron sus empleos en el 2016.

Durante el primer año completo de gestión macrista en el ámbito nacional, en Santa Cruz se produjeron 18 despidos diarios, 16 en Tierra del Fuego, 11 en Río Negro, 10 en Chubut y 9 empleos perdidos diariamente en Neuquén.

Las ramas de actividad patagónica que más se vieron afectadas en el primer año de Macri en la Presidencia fueron la construcción, la industria manufacturera y el petróleo.

En esos sectores se focalizaron 19.300 despidos, que representan el 85% de los puestos de trabajo destruidos sobre el total de los 23.000 producidos en toda la Patagonia.

Las cinco provincias patagónicas sufrieron la pérdida de 7.999 empleos vinculados a la construcción, que significaron 21 despidos por día. El segundo escalón le correspondió a la industria manufacturera debido a que sufrió la pérdida de 6.940 puestos de trabajo y un promedio diario de 19 despidos. Finalmente, el tercer escalón de la mayor contracción laboral fue para los petroleros que perdieron 4.564 puestos de trabajo, lo que se tradujo en 13 despidos por día.

En Santa Cruz se produjeron 3.172 despidos en la construcción, mientras que en Neuquén ascendieron a 1.835, en tanto que en Chubut fueron 1.377, en Río Negro llegaron a 1.045 y solamente 370 en Tierra del Fuego.

La industria manufacturera se vio más afectada en Tierra del Fuego con un total de 4.154 despidos, especialmente vinculados al ensamblado de computadoras, celulares y electrodomésticos. Los 1.564 empleos destruidos en Río Negro se vinculan al sector alimenticio y papelero. En Neuquén los despidos industriales fueron 817, mientras que en Chubut y Santa Cruz alcanzaron a 289 y 116 nuevos trabajadores sin empleo respectivamente.

En el rubro petrolero la mayor pérdida de empleo se produjo en la provincia de Neuquén, donde se destruyeron 1.916 puestos de trabajo. Por detrás se posicionó Santa Cruz donde se perdieron 1.263 puestos de trabajo vinculados al petróleo; mientras que el tercer escalón le correspondió a Chubut con un total de 1.085 empleados menos a lo largo de todo 2016.

Fuente: El Extremo Sur