Masivo grito contra la planta nuclear

Miles de personas marcharon en Viedma. Anticiparon movilizaciones en otros puntos de la Provincia. "No es no, en ningún lado", plantearon.

10/08/2017
Viedma
Carolina González

Aproximadamente a las 16 horas comenzaron a sonar las campanas de la Catedral de Viedma: era el llamado a concentrar en Plaza Alsina. Y fueron por lo menos 3 mil personas -según estimaciones de la organización- las que estuvieron presentes en la marcha por el “no a la instalación de una Central Nuclear”.

Viedma se convirtió en el epicentro de una manifestación que tuvo sus réplicas en 40 localidades más a lo largo del país. Hasta la capital rionegrina llegaron manifestantes desde Puerto Pirámides, San Antonio Oeste, Sierra Grande, Conesa, Villa Regina entre otros.

Los gritos por el “sí a la vida y no a la Central Nuclear” se hicieron sentir fuertes, y se intercalaron entre discursos con críticas a los funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

“Le exigimos al Gobernador Weretilneck que honre nuestro voto”, dijeron los asambleístas frente a la Catedral, antes de iniciar la marcha. En tanto, sobre el cierre de la movilización, en la puerta de la Legislatura pidieron a los parlamentarios que “sean consecuentes con la promesa de cumplir lo que el pueblo manda”, y que “respeten las leyes que aprueban”.

El recorrido incluyó paradas en la Secretaría de Minería, la residencia de los Gobernadores, la Legislatura, el Departamento Provincial de Aguas y la Municipalidad.

Hubo dos intervenciones que simularon catástrofes nucleares y en las que los simbolismos giraron siempre alrededor de la muerte masiva de seres humanos.

“Hay un grito del pueblo entero de Río Negro diciendo no a la energía nuclear”, aseguró el Padre Luis García, uno de los integrantes de la Asamblea No Nuclear. Y analizó las “verdaderas razones” para instalar una planta de este tipo: “un negocio para sobrefacturar el servicio de electricidad”, dijo.

“Hay que hacer campaña para hacer un uso racional de la energía y de esa manera no haría falta ninguna planta nuclear. Sucede que los intereses son vender energía y cobrar a la gente humilde 2 mil pesos por el servicio de luz”, cuestionó.

A pesar de la tarde gélida, los manifestantes siguieron el recorrido completo y finalizaron en Plaza Alsina con música y baile.

Todo Río Negro

Aunque la concentración principal fue en Viedma, desde diversos puntos de la Patagonia llegaron vecinos para decir “no a la instalación de la central nuclear”. Una de las localidades que más manifestantes aportó fue San Antonio Oeste, desde donde llegaron dos colectivos repletos y algunos autos particulares.

Aunque en menor cuantía, también hicieron lo propio vecinos de Puerto Pirámides y Sierra Grande. Particularmente en esta última localidad, la situación que se vive es contradictoria. Son muchos los que se oponen pero pocos los que se animan a manifestarse, explicaron los vecinos movilizados.

Movilización en Roca (foto Carlos Mir - Patagonia Fotopress)

“La gente de Sierra tiene miedo de decir que está en contra de la Planta, le tiene miedo al gobierno de turno, miedo a quedarse sin laburo por opinar y pensar distinto. Se ríen de la necesidad, no les importa la necesidad del pueblo”, aseguró a En estos días Eliana Alvarez, una joven sierragrandense emocionada hasta en las lágrimas

Aunque fueron pocos en número, los vecinos de Sierra grande, hicieron sentir su voz cuando pidieron que la próxima marcha multitudinaria se hiciera en esa localidad, donde el gobierno planea instalar la central nuclear.

“En Sierra Grande juegan con la desocupación, pero nosotros sabemos bien lo que hacen los chinos. La desocupación es producto de esa misma ideología que tienen los chinos que hoy quieren venir a poner la planta nuclear en esta zona”, declaró frente a la multitud Gustavo Cifuentes, uno de los autoconvocados.

Por su parte, los vecinos de la zona de San Antonio Oeste, Las Grutas y el puerto leyeron un comunicado en el que aseguraron que “nos aceptaremos bajo ninguna circunstancia esta decisión inconsulta, oscura en sus formas de comunicación, cargadas de falacias que va a contramano del mundo. Sabemos que mienten cuando quieren vendernos la energía nuclear como limpia”.

Movilización en Roca (foto Carlos Mir - Patagonia Fotopress)

Luego del éxito de convocatoria en esta primera marcha, los organizadores aseguraron que seguirán en los próximos días con las asambleas y que planean salir a recorrer la Provincia para tratar de llevar conciencia a distintos puntos de la geografía rionegrina.

Este miércoles también se realizaron movilizaciones en General Roca y Bariloche.