Obispos patagónicos: “No están dadas las condiciones” para la planta nuclear

A través de un comunicado fijaron postura. “Las consecuencias de una falla o accidente son gravísimas e irreparables”, dijeron.

08/08/2017
Río Negro

Catedral de Viedma, sede de la asamblea antinuclear

Los Obispos de la Patagonia se reunieron en Neuquén, y debatieron en torno a la “conveniencia o no de instalar una planta nuclear” en la Provincia de Río Negro.

Tras evaluar distintos aspectos del proyecto, concluyeron que “hoy no están dadas las condiciones para realizar este emprendimiento”, ya que “es imprescindible que en todo emprendimiento en la Patagonia, actual o futuro, se tenga en cuenta la protección de los habitantes y el cuidado de la casa común”.

En su análisis, “reconocieron los los argumentos que se presentan a favor de dicha planta nuclear”, y enumeraron, entre ellos “la necesidad que tiene el país de más energía eléctrica; la oportunidad laboral que brindará esa planta; la urgencia de generar otros tipos de energía que no emita gases de efecto invernadero; y los insumos médicos que se obtienen”.

Sin embargo, consideraron los planteos en contra de la instalación, como la producción de “residuos radioactivos peligrosos por mucho tiempo”. Además, enumeraron que “implica un costo muy alto; las consecuencias de una falla o accidente son gravísimas e irreparables; y la poca confianza en la efectividad de los controles”.

Para los Obispos, “la Patagonia tiene un potencial natural que no puede ser puesto en peligro. Por eso nos provoca perplejidad este proyecto cuando en varios países se abandona este modo de producir energía”.

El contexto del análisis de los hombres de la Iglesia fue “el espíritu que nos señala el Papa Francisco en la Laudato Si: la Iglesia no pretende definir las cuestiones científicas, ni sustituir a la política, pero sí invitar a un diálogo y debate honesto y trasparente, para que las necesidades particulares o las ideologías no afecten al bien común”.

Y criticaron que “este emprendimiento surgió al margen del conocimiento de la mayoría de los ciudadanos. En una cuestión de tanta trascendencia ningún gobierno debe decidir cerrándose en un círculo restringido”.

El comunicado surgido del análisis fue firmado por los Obispos y Obispos Eméritos de Neuquén, Alto Valle de Río Negro, San Carlos de Bariloche, Río Gallegos, Comodoro Rivadavia, Viedma, y Esquel.