# ADELANTO

CEB intimó al Municipio por una deuda de 12 millones de pesos

Por primera vez, la Cooperativa reclamó el pago del resultado de las compensaciones cruzadas. Envió una carta documento.

07/08/2017
Bariloche

Rodolfo Rodrigo, titular de la CEB, y Gustavo Gennuso (foto gentileza CEB)

La Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) intimó a la Municipalidad a pagar una deuda de 12 millones de pesos. El pasivo se desprende del proceso de compensaciones cruzadas iniciadas hace varios años.

Es la primera vez que la CEB deja asentada la deuda municipal, con el objetivo de “documentar que se están haciendo las gestiones de cobro”, según explicó a En estos días Federico Lutz, Gerente General de la Cooperativa.

“Venimos sosteniendo un sistema de compensación sin arqueo de la cuenta desde el 2005. Ya llevábamos varios años sin fijar un número”, detalló, y argumentó que el reclamo de pago “no implica abandonar el espacio de negociación y compensación” con la gestión del Intendente Gustavo Gennuso.

La deuda de 12 millones de pesos corresponde a “obras, consumos eléctricos, tableros comunitarios, trabajos puntuales que se nos han requeridos”, enumeró Lutz.

Y detalló que “para poder cerrar el ejercicio económico al 30 de junio mandamos una carta documento con la intimación para que quede registración formal de cuánto es el reclamo que está realizando la CEB”.

Feederico Lutz, Gerente General de la CEB (foto gentileza)

Si bien la carta documento no establece un plazo para el pago, la intimación deriva en la incorporación de la exigencia en el régimen de proveedores de suministros de la Municipalidad.

“No se había hecho nunca. Nunca se había intimado la deuda. La actual conducción (de la CEB) decidió por una cuestión de responsabilidad al momento del cierre del ejercicio, documentar que se están haciendo las gestiones de reclamo”, planteó el Gerente General de la Cooperativa, y recalcó que “en ningún momento se pensó en abandonar la vía de la negociación” con la Municipalidad.

Lutz explicó que “si no nos pagan es por imposibilidad de la Municipalidad, y no por una falta de gestión de cobro”.

Finalmente confió que “cuando nos sentamos con el intendente siempre tuvimos un reconocimiento de la deuda”, de la cual “una parte inferior la podemos poner bajo un paraguas de discusión, pero los otros 10 millones no”.