# ELECCIONES 2017

El acto del Taca

Juntos Somos Río Negro colmó Bomberos. Los clubes cobraron y llenaron la tribuna. Alejandro “Taca” Nahuelquin, el organizador. El desaire de Valeri a Gennuso, y el enojo de Weretilneck por la falta de gremios. ¿Dónde fue el Gobernador en lugar de coronar a la Reina de la Nieve? El lado B del acto oficialista.

06/08/2017
Bariloche
Santiago Rey

Nahuelquin, en el escenario de Bomberos

Nota relacionada: - Juntos Somos Río Negro pagará 20 mil pesos a los clubes de Bariloche para llenar Bomberos

Lo coordina todo en la puerta del Gimnasio de Bomberos Voluntarios. “Esta columna entra primero; andá ocupando un lugar en el fondo; entren con las banderas”. Alejandro “Taca” Nahuelquin se hizo dueño de la coordinación del acto de Juntos Somos Río Negro en Bariloche. Y, junto con los generosos aportes a los clubes de distintas ligas, logró llenar el gimnasio. Por eso se lo veía exultante. Por eso -a pesar de la cara de disgusto de varios dirigentes de Juntos Somos Bariloche y Juntos Somos Río Negro-, subió al escenario central, y se mantuvo a un paso de las primeras figuras del oficialismo.

Con pasado delictivo, el actual Director de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social en Bariloche, no ocultó su participación en la organización del evento. Se sacó fotos, recibió abrazos, y hasta una mención especial del Ministro de Obras Públicas de la Provincia, Carlos Valeri, quien durante su discurso le “agradeció” por la organización.

El viernes, pasadas las 19,40, en medio de las explosiones de la pirotecnia, el Gobernador Alberto Weretilneck llegó a la puerta, fue recibido por el Taca, y junto a él ingresó al gimnasio colmado. "Que me hagan mierda, que me hagan mierda, qué importa", desafió Nahuelquin, mientras caminaba junto al mandatario.

Weretilneck entró al Pedro Estremador, giró la cabeza y pudo ver llena la tribuna de calle Beschedt, allí donde los clubes de las ligas Adeful y Asocluba llevaron 40 personas cada uno para poder cobrar los 20 mil pesos por institución, prometidos días antes.

En esa tribuna no había mucho entusiasmo, salvo un pequeño grupo con bombos, la mayoría permaneció sentado escuchando uno a uno a los oradores del oficialismo. Con sus remeras y camperas del club, tal como habían pedido de los organizadores de la participación de las entidades deportivas, dieron color al encuentro de Juntos Somos Río Negro. “Venimos porque nos dijeron que teníamos que venir para que le vaya bien al club”, confió en el lugar a En estos días un pibe de 20 años, con la remera del Club Unión.

Los clubes llenaron la tribuna de calle Beschedt

“El viernes tenemos que llevar mínimo 40 personas a bomberos a las19 horas por club, porque viene el Gobernador . A cada club le van a dar 20 mil pesos. Lo va a retirar la Chancha, que presentó la fotocopia del documento, y mañana (por el viernes) ya va a estar depositada”, se escucha en uno de los mensajes de audio a los que accedió En estos días.

El sábado a la tarde, la Fiesta de la Nieve vivió uno de sus momentos cúlmines: la elección de la su nueva Reina o Embajadora. Pero Weretilneck no estuvo allí para la coronación. El intendente y algunos concejales pusieron la corona en la cabeza de la nueva soberana. Weretilneck estaba en las instalaciones de Adeful. Había llegado el momento de cumplir.

Interna y gremios

El primer orador del acto fue el ministro de Obras Públicas de la Provincia, Carlos Valeri, quien en su discurso saludó a todos los que lo acompañaban en el escenario. Los candidatos, el Gobernador, hasta al Taca Nahuelquin le dedicó palabras de agradecimiento. La única excepción fue el Intendente Gustavo Gennuso. De reojo, el jefe comunal lo miró buscando una explicación a ese “olvido”. Pero Valeri siguió adelante y buscó el aplauso cómplice de las tribunas al gritar “esto es Bariloche”.

El desaire no pasó inadvertido puertas adentro de Juntos Somos Bariloche. “Parece que Carlitos ya largó su campaña para el 2019”, indicó una fuente con acceso directo a Gennuso.

(foto gentileza Juntos Somos Río Negro)

No fue el único disgusto para Weretilneck en ese contexto de movilización. La ausencia de gremios de Bariloche en el acto preocupó al Gobernador. Y así se lo hizo saber a su entorno. El apuntado sería el legislador oficialista Alfredo Martín, designado intermediario de esa relación. Sobre esa base gremial comenzaría a trabajar el también parlamentario Leandro Lescano, buscando una fidelidad hasta ahora no lograda.

Al margen de los mecanismos de convocatoria y las internas, el oficialismo mostró una capacidad de movilización que, en Bariloche, hoy nadie puede ostentar. Sobre la base de esa capacidad espera cimentar un triunfo el próximo 13 de agosto.