“Mi hermana salió con su marido y más nunca regresó”

En enero Silvia Vázquez Colque denunció haber sido apuñalada por su pareja. Ahora “desapareció” y el Estado no reacciona. Desde Bolivia, el testimonio de su hermana.

31/07/2017
Viedma
Carolina González

Silvia Vázquez Colque

Silvia Vázquez Colque tiene 33 años y cuatro hijos. Es oriunda de Bolivia y desde el 4 de junio está ausente de su hogar, en el barrio Mi Bandera de la ciudad de Viedma. Durante el mes de enero fue apuñalada por su pareja, quien sería la última persona que la vio, y realizó una exposición policial por abandono de hogar.

Sin embargo, su hermana, Verónica, tiene otra versión. Vive en la ciudad de Potosí y desde allí aseguró a En estos días que “quizás Silvia pudiera irse, pero sola imposible. Ella quería mucho a sus hijos y no los dejaría por nada y más al pequeño”.

La Justicia rionegrina inició una causa caratulada como desaparición de persona, y realiza diversas pesquisas. La Fiscal a cargo de la investigación, Paula Rodríguez Frandsen, aseguró que la denuncia la realizó una amiga de Silvia que radica en Bahía Blanca el 11 de junio. “Ni la familia de su pareja, ni los vecinos ni los amigos de Viedma se acercaron a la fiscalía antes”, detalló.

“Las últimas personas que la vieron fueron su familia, sus hijos y su pareja. Habían estado juntos, ido a una chacra y luego hacer compras, cenaron, luego habrían salido él y ella a tomar algo, y volvieron a la casa. En teoría, al otro día ella se fue al Hospital y al supermercado, salió sola y de ahí no se tuvo más noticias”, aseguró Rodríguez Frandsen.

 

Violencia de género

 

La exposición policial por la desaparición que realizó la pareja de Silvia, se encuentra adjunta a una causa anterior por violencia de género que se le sigue desde el mes de enero, cuando la mujer lo denunció. La pareja de Silvia, además, está a cargo de los menores.

Hasta aquel 4 de junio, Silvia estaba además acompañada por su madre que había viajado desde Bolivia para visitarla. Cuando su hija no regresó y al cabo de los días, la mujer, ya mayor, viajó a Buenos Aires a reunirse con otro de sus hijos.

Afiche de la Fiscalía

“Mi hermana salió con el marido de ella y más nunca regresó. Mi cuñado le dijo a mi mami que Silvia siempre desaparecía y regresaba”, aseguró Verónica, escéptica sobre esa actitud de su hermana.

En tanto, las Mujeres Organizadas de la Comarca, un grupo heterogéneo que pelea por los derechos de las mujeres, lanzaron un comunicado reclamando contra la pasividad del Estado.

En el documento dan detalles sobre el ataque sufrido por Silvia en enero pasado y sobre las restricciones que la Justicia había determinado para el agresor, pero cuestionan que ningún organismo estatal se encargó de hacer cumplir esa orden, como tampoco de resguardar a los menores.

“A Silvia la agredió su ex pareja y el propio Estado. El día 4 de junio fue el último día que supimos de ella y previo a 'desaparcer' le había contado a la vecina que sentía dolor en las heridas. La denuncia por su ausencia, la hizo una amiga de ella”, plantearon las mujeres.

“Las instituciones del Estado omiten los antecedentes preexistentes de violencia y caratulan la causa como 'desaparición de persona'. Las mujeres no desaparecemos, nos desaparecen. Mientras que las presidentas del Consejo Provincial de la Mujer y el Concejo Municipal de la Mujer y todos/as nuestros/as funcionarios/as están de campaña, Silvia sigue faltándonos”, concluyó la organización.